Atrás

Cómo limpiar los cristales del coche

dic 26,2019
1428 Vistas
0 Comentarios

Llevar los cristales de nuestro coche bien limpios, no solo es una cuestión estética, sino también un factor de seguridad. La limpieza de este elemento es esencial, ya que a través de los cristales vemos el entorno, la carretera y el resto de vehículos. Llevarlos sucios puede suponer un problema, ya que se pierde visibilidad. Especialmente en días de lluvia, el peligro puede incrementarse, ya que los cristales pueden ensuciarse aún más perdiendo por completo la visibilidad de la carretera.

Aunque parezca algo muy sencillo y fácil de llevar a cabo, limpiar los cristales del coche requiere de su técnica para que queden en buen estado. Hoy te vamos a contar cómo limpiar los cristales del coche. ¡Toma nota!

Limpiar los cristales del coche

Determinar cada cuánto tiempo habría que limpiar los cristales del coche es algo difícil de evaluar. Esta decisión dependerá de la suciedad que tengan, de donde se aparque el coche, si le caen hojas de los árboles, o lluvia… Por eso, si ves que tus cristales comienzan a tener suciedad y esto te impide ver correctamente lo que pasa a tu alrededor, es momento de limpiarlos.

Limpiar los cristales del coche desde el exterior.

A la hora de limpiarlos, lo mejor es empezar a hacerlo por fuera. Puedes hacerlo con una manguera con agua a presión. Otra opción es utilizar una esponja con agua y jabón frotando bien sobre la suciedad. Una vez hecho esto hay que pasar al secado de los cristales. Este es un punto importante que hay que seguir para que queden bien. Un truco es secarlos con papel de periódico mojado, pero también se puede utilizar un trapo seco para que no queden rastros de agua. 

Limpiar los cristales del coche desde el interior

La limpieza de los cristales por el interior del coche puede resultar una tarea un poco más complicada, ya que la suciedad suele ser más difícil de eliminar. Puedes utilizar un cubo con agua y jabón y una esponja para eliminar la suciedad más difícil. A continuación puedes usar productos limpiacristales que venden en supermercados o tiendas y limpiarlos con una bayeta de microfibras. Para el acabado perfecto, utiliza aquí también el truco del papel de periódico húmedo. ¡Ya verás que bien te quedan!

Por último, puedes recurrir a productos de limpieza domésticos. Si tienes manchas difíciles de quitar, puedes utilizar mezclas caseras, siempre y cuando tengas cuidado de no dañar los cristales de tu coche. El bicarbonato, por ejemplo, es perfecto para “rascar” ese tipo de manchas. Además de los cristales, aprovecha para limpiar la tapicería del coche. ¡Y te quedará el coche reluciente! Te dejamos esta infografía para que descubras cómo conseguirlo. 

La limpieza de nuestro vehículo debe ser una tarea habitual, para evitar que se acumule suciedad y nos impida ver lo que nos rodea o nos ponga en peligro. Por eso, apúntate los trucos anteriores, y deja tu coche como nuevo. 

Realiza revisiones periódicas en tu taller de confianza para evitar imprevistos.

¡RESERVA YA!


¿Te ha gustado este artículo? Si quieres más información como esta, no olvides registrarte para recibir todas las novedades:

REGÍSTRATE