Atrás

Diésel o gasolina: las diferencias en su mantenimiento

may 31,2018
202 Vistas
0 Comentarios




Existen muchas diferencias entre un coche diésel y uno que usa gasolina. Un coche de gasolina sale por lo general más económico a la hora de comprarlo, sin embargo, ahorrarás dinero llenando tu depósito con diésel cada vez que repostes. Así podríamos seguir relatando una lista de ventajas e inconvenientes que tienen cada uno de estos combustibles, pero, ¿cuál de los dos será más beneficioso para el mantenimiento general de nuestro coche? Hoy resolvemos todas tus dudas entre los coches con diésel y los de gasolina.

Diésel o gasolina, ¿cuál produce menos averías?

¿Es posible que eligiendo un coche que consume un tipo de carburante tengamos menos averías que con uno que consuma el otro tipo? Pues sí y es el caso por ejemplo de las correas de distribución, una avería bastante común que se puede solventar más fácilmente escogiendo un coche diésel. La correa de distribución, encargada de transmitir la energía mecánica entre piñones, se estima que tiene una vida útil de entre 120.000 y 150.00 kilómetros en coches de gasolina y de hasta 200.000 en coches que utilizan diésel.

Pero no todo es perfecto con los motores Diésel, estos requieren de una especial atención respecto a los gases emitidos, y no estamos hablando de que contaminen más o menos, si no de las válvulas de recirculación de gases. Estas válvulas son las encargadas de reconducir parte del humo expulsado por el vehículo hacia dentro nuevamente, con lo que se consigue reducir las emisiones contaminantes. El problema está en que estas válvulas se terminan llenando de sustancias contaminantes y por lo tanto ensuciando y ocasionando un peor funcionamiento del motor. Está recomendado que la limpieza de las válvulas de recirculación de gases se realicen cada 100.000 kilómetros aproximadamente en coches que consumen carburante diésel.

Esta infografía nos vuestra otras comparaciones entre Diésel y Gasolina:

¿Qué carburante nos hace ir más frecuentemente al taller?

Se recomienda visitar un taller mecánico de confianza una vez al mes para comprobar que no existen averías en nuestros coches y que todo está a punto, sin embargo, la elección entre diésel o gasolina también puede ocasionar que se tenga que visitar el taller con más frecuencia.

La principal diferencia es la sustitución del filtro de combustible presente en los coches diésel. Este actúa como una barrera que impide que las impurezas puedan llegar a diferentes circuitos internos del vehículo. La sustitución de este filtro puede parecer un problema con una solución costosa, pero ni se acerca a lo que sería si en su lugar hubiera que sustituir los circuitos y sistemas de inyección que se ven afectados por un filtro deteriorado.

A pesar de que los coches diésel necesiten visitar el taller mecánico más frecuentemente para asegurarnos, entre otros aspectos, del estado de su filtro de combustible, los coches que consumen gasolina no se encuentran exentos de esto, ya que necesitan una revisión periódica del estado de sus bujías con el fin de comprobar que no almacenan desechos de aceite o restos de contaminante.

Por lo tanto, como en muchos otros aspectos, en el del mantenimiento los coches que consumen diésel y los que consumen gasolina se encuentran a la par, con beneficios e inconvenientes varios en cada uno de los casos, por lo que lo más recomendable es acudir a un taller de confianza que nos aporte un diagnóstico de la salud de nuestro automóvil y no pensar que por utilizar un tipo de combustible u otro, su estado de mantenimiento va a ser superior sin necesidad de tener que acudir a revisiones.
 

Tanto si tu coche es de gasolina o de diésel, acude a tu taller mecánico de confianza para revisarlo periódicamente, ellos te aconsejarán sobre su mantenimiento y evitarán algunos problemas que pueden salirte muy caros:

¡RESERVA YA!


¿Te ha ayudado este artículo a decidirte entre un tipo de coche u otro? Sigue descubriendo los secretos del mundo del motor pinchando en el siguiente botón: 

REGÍSTRATE