Atrás

Diferencias entre coches de ocasión y kilómetro cero

nov 26,2019
134 Vistas
0 Comentarios

¿Estás pensando en adquirir un vehículo? Es posible que la cantidad de términos para definir los distintos tipos de coches te abrume. Desde Carama queremos explicarte qué son los coches de ocasión y sus diferencias con los coches de kilómetro cero. De esta manera podemos arrojar algo de luz ante vuestras dudas, para que comprar un coche no se convierta en una odisea. 

Qué es un coche de ocasión

Un coche de ocasión es un tipo de vehículo ya usado. Para ser exactos, se enmarcan en la categoría de coche seminuevos debido a su kilometraje. ¿Qué significa esto? Cuando vayamos a comprar un coche de ocasión, por lo general, su kilometraje no debería superar los 15.000 kilómetros.

No es raro encontrar vehiculos de ocasión que han pertenecido a empresas de leasing. Este tipo de negocios alquilan los coches por un período de tiempo determinado, entre dos y cinco años, y con una tarifa fija. 

Comprar un coche usado o de ocasión en un concesionario cuenta con algunas ventajas. En primer lugar, lo más probable es que el vehículo cuente con garantía, lo que te permitirá respirar tranquilo y estar seguro de que tu compra no te acarreará gastos inesperados. 

En general, los coches de ocasión pasan revisiones para evitar averías repentinas tras su compra. En ciertos casos, muchos concesionarios permiten la financiación de la compra, algo que no ocurre al adquirir un vehículo usado a un propietario. Lo más importante es que evitarás fraudes, siempre que te asegures de que el vehículo no sobrepasa los kilómetros establecidos. 

Qué es un coche de kilómetro cero

Un coche de kilómetro cero es en esencia un coche nuevo. La diferencia fundamental con un vehículo nuevo de fábrica, es que suelen estar matriculados por los concesionarios o la marca. Esto se realiza a fin de cumplir con cuotas de venta o por motivos económicos y financieros. La matrícula, por tanto, está registrada a nombre del concesionario en el que se encuentra, pero el vehículo en sí permanece aparcado y sin uso. 

Cuando vayamos a hacernos con un coche de kilómetro cero debemos asegurarnos de que no cuenta con más de 100, de forma aproximada. Estos son los kilómetros necesarios para transportarlo, lavarlo o moverlo, por ejemplo. ¡Fíjate bien en el cuentakilómetros! Si no cumple este requisito, no se contempla dentro de la categoría de vehículo nuevo y, por tanto, estaríamos ante un coche de segunda mano, seminuevo o de gerencia. 

Cuanto más tiempo pase desde que se matricula el vehículo hasta que se lo queda un comprador real, mayor es la depreciación del coche. La depreciación provoca que la mayoría de concesionarios quieran “deshacerse” de esas unidades. Por eso suelen tener precios muy competitivos, ya que se realizan ofertas y descuentos que benefician notablemente al comprador. 

A la hora de comprar un coche de kilómetro cero, será necesario hacer una transferencia de propiedad del vehículo. El fabricante o distribuidor constará como titular del vehículo y será necesario cambiarlo. 

Diferencias entre coches de ocasión y kilómetro cero

Después de despejar las dudas sobre qué significa coche de ocasión y qué significa coche de kilómetro cero, vamos a tratar las diferencias entre ambos. Las diferencias fundamentales tienen que ver con los siguientes aspectos: el uso, los kilómetros, la garantía y el precio. 

- El uso: mientras que los coches de ocasión son coches que ya han sido usados por otro propietario, los coches de kilómetro cero son nuevos pero matriculados por el concesionario o el fabricante. 

- Los kilómetros: los coches de ocasión han podido recorrer unos 15.000 kilómetros aproximádamente por el anterior propietario, los coches de kilómetro cero no deberían superar,como normal general, los 100 kilómetros.

- Garantía: la garantía legal de un coche de kilómetro cero es de un año, aunque a veces se añaden garantías comerciales que pueden superar los dos años. Por su parte, los coches de ocasión cuentan con una garantía legal de dos años, que puede verse reducida hasta un mínimo de un año. 

- El precio: los precios varían considerablemente debido al uso y el kilometraje. Los coches de kilómetro cero pueden verse beneficiados por descuentos y ofertas pero, en definitiva, se trata de coches nuevos y sin uso. Por su parte, los coches de ocasión ya se han utilizado y tienen unos kilómetros determinados, por lo que responden a la depreciación de su valor. 

Ahora que estamos a punto de comenzar el año, puede que estés pensando en comprarte un coche. Como ya te hemos contado, en ocasiones es necesario saber qué mirar antes de comprar un coche usado, como sus kilómetros, su garantía o su precio. Aunque el coche sea de kilómetro cero, también tendremos que asegurarnos de que se cumplen estos requisitos.

Tengas un coche nuevo o usado, las revisiones son necesarias para asegurarte de que no vas a encontrarte con averías e imprevistos: 

¡RESERVA YA!


¿Te ha gustado este artículo? Si quieres más información como esta, no olvides registrarte para recibir todas las novedades:   REGÍSTRATE