Atrás

La postura más recomendada para conducir

sep 28,2015
5594 Vistas
0 Comentarios
A la hora de conducir un vehículo hay un factor que a menudo se nos escapa, y es la mejor postura que debemos adoptar al conducir. El desconocimiento acerca de este tema puede generar lesiones y molestias derivadas de una mala posición al volante.

No basta con sentirse cómodo en el asiento, adoptar una serie de medidas puede prevenir cansancio, dolores de espalda, tensiones musculares, y también lesiones en cuello, columna, hombros y extremidades superiores e inferiores en caso de sufrir un accidente de tráfico.

Vamos a ofrecerte una serie de consejos que debes seguir si quieres conseguir una postura segura y adecuada al conducir.

- Los brazos no deben quedar demasiado estirados entre el asiento y el volante. Es recomendable que permanezcan doblados todo el tiempo con un ángulo máximo de 45 grados para evitar molestias y lesiones en hombro y cuello.

- La posición en el respaldo es otro de los factores a tener en cuenta. A menudo, la gente tiende a tumbarse porque de este modo cree sentirse más cómodo, lo cierto es que lo recomendable es llevar una posición erguida, sin necesidad de estar totalmente recto, pero lo suficiente para poder responder a tiempo y con reflejos a los imprevistos que puedan surgir.

- La manos en el volante deben estar situadas de manera que se parezcan al ángulo de las diez y diez que forma el reloj. De esta manera se puede reaccionar ante cualquier problema que se pueda ocasionar. Además no se deben cruzar las manos y se tiene que agarrar el volante por fuera, nunca por dentro.

- Otro de los elementos clave es la posición que se debe usar al volante. Hay que cogerlo de forma que hagamos las ‘tres menos cuarto’ y podamos tener los codos doblados a 90 grados. Hay un truco muy conocido para saber si estamos en lo cierto, y es el de poner las muñecas encima del volante sin despegar los hombros del asiento.

- El reposacabezas debe estar situado en un punto medio a la altura de las orejas. Nunca debe quedar la parte superior por debajo de la parte más alta de la cabeza porque esta puede irse para atrás.

- El cinturón, también es importante que esté bien colocado. La correa superior debe estar entre el pecho y la clavícula y no debe pasar por el cuello.

- Por último, es fundamental fijarse en los espejos retrovisores laterales. Tienen que estar colocados de tal forma que se pueda ver perfectamente a través de ellos con solo mover el cuello. El retrovisor interior tiene que estar fijado en el centro para que se pueda observar totalmente lo que ocurre detrás del vehículo.


Toma nota de estas recomendaciones, para adoptar una postura cómoda y a la vez segura. No es necesario seguirlas al pie de la letra. Si no hay mucho tráfico puedes optar por una posición más relajada, pero si observas que las cosas se complican ten en cuenta todos estos consejos para evitar imprevistos y hacer que tu trayecto sea seguro, tanto para ti como para tus acompañantes.
 

Si aun así al conducir tienes dolores posturales (cabeza, cuello...) puede que el problema esté en la ergonomía del coche, por ejemplo, puedes fijarte en los neumáticos.

El neumático está fabricado para adaptarse a las malformaciones del suelo. Por este motivo un neumático desgastado o en mal estado puede acentuar las vibraciones que sufren el neumático y el vehículo por los pequeños golpes, las sacudidas o los obstáculos en la carretera.
 
Un neumático que absorbe mal las irregularidades de la carretera puede causar fatiga e incluso dolor de espalda a largo plazo, si se sienten vibraciones de forma demasiado constante, al conductor y a los pasajeros.

Lleva tu coche a un taller de confianza si notas dolores al conducir: 
  ¡RESERVA YA!
¿Te ha parecido interesante este artículo? Si pulsas en el siguiente botón podrás estar al tanto de más consejos sobre seguridad vial:
REGÍSTRATE