Atrás

¿Qué tipos de frenos para coche existen?

nov 06,2019
82 Vistas
0 Comentarios

Los sistemas de frenado de los vehículos actuales están diseñados y fabricados para ser lo más eficaces posible, pero no actúan más que en función de la calidad del conductor que los usa. Por ello, es fundamental que conozcas al dedillo todos los tipos de frenos que tiene tu vehículo, para que puedas reaccionar adecuadamente y evitar problemas más graves de seguridad vial. ¿Conoces todos los tipos de frenos que existen? ¡Toma nota!

Frenos de tambor

Los frenos de coche de tambor son los más antiguos y por consiguiente, van desapareciendo cada vez más de las cadenas de producción y de los nuevos diseños de coches. El funcionamiento de este tipo de frenos se basa en la fricción o rozamiento para llevar a cabo la frenada: al pisar el pedal de freno, un par de zapatas accionan un tambor que está asociado a cada neumático. Por tanto, dicho tambor actúa por rozamiento permitiendo que los neumáticos dejen de girar. 

Frenos de disco

Los frenos de disco son uno de los tipos de sistemas de freno más eficaces y extendidos, ya que con el paso de los años se han ido desarrollando variantes que mejoran las condiciones de frenada. Los frenos de coche de disco se componen de un mecanismo hidráulico que conduce el líquido de los frenos a unos pistones, y éstos empujan las pastillas de freno. Son estas pastillas las que crean fricción contra el disco y por consiguiente la velocidad disminuye. 

 

En función del anclaje de los discos al buje, es posible encontrar discos fijos y discos flotantes

 

Por otro lado, en función de su sistema de refrigeración encontramos discos ventilados (o autoventilados) que pueden ser lisos o taladrados/ranurados y discos sólidos, que aunque también pueden ser ranurados, normalmente son lisos. 

 

En ambos casos, las pinzas de freno pueden ser flotantes o pinzas fijas:

 

- Pinza fija. La acción de frenado se realiza por medio de dos o cuatro pistones de doble acción, desplazables. Estos pistones, al frenar, se desplazan apretando las pastillas contra el disco. 

 

- Pinza flotante. Por otro lado, los frenos con pinza flotante sólo utilizan un pistón. La entrada de líquido de freno acciona el pistón, que aprieta la pastilla de freno para que entre en contacto con el disco. 

 

Normalmente, los vehículo normales tienen los discos delanteros fijos, autoventilados, lisos y con pinzas flotantes. Los traseros, por su parte, suelen ser discos fijos, sólidos, lisos y con pinzas flotantes.

Sistema ABS

El sistema ABS o sistema antibloqueo de frenos evita que las ruedas se bloqueen en frenadas de emergencia o en condiciones meteorológicas adversas (lluvia o hielo, por ejemplo). Así, disminuye el riesgo de accidentes reduciendo la distancia de frenada. Se trata de un sistema que ya es obligatorio para todos los turismos nuevos vendidos en Europa, tal y como determina la DGT

Freno de mano o de estacionamiento

El freno de mano o el freno de estacionamiento se encarga de detener los neumáticos traseros del vehículo. Este tipo de frenos se utiliza cuando el vehículo se encuentra estacionado o en pendiente. Es por ello, que en ocasiones se utiliza como freno de emergencia en caso de fallar los otros sistemas de frenado. Sabrás que está accionado el freno de mano porque en el cuadro de mandos aparecerá un testigo con una ‘P’ iluminada en rojo. En cuanto a su funcionamiento, el freno de mano se basa en un mecanismo de varillas las cuales se accionan de forma mecánica cuando el conductor tira de la palanca. 

Los sistemas de freno: importantes para mantener la seguridad vial

Los frenos de coche son esenciales para mantener la seguridad en la conducción, y aunque los frenos estén en buen estado y reglados, es importante que el conductor los use adecuadamente. 

 

En condiciones de conducción normales, se debe mantener una distancia de seguridad adecuada para poder frenar de forma suave y segura, aunque pueden existir condiciones especiales como la detención de emergencia. En este caso, en el momento en el que notemos síntomas de bloqueo, debemos disminuir la presión en el pedal de freno para permitir que las ruedas sigan girando. 

 

Además de utilizar los frenos de forma consciente, hay que tener en cuenta algunos consejos para mantener en buen estado los frenos de tu coche: cambiar el líquido de frenos o realizar un tipo de conducción eficiente son sólo algunos ejemplos. 

 

¿Quieres mantener la seguridad de tu vehículo? Te recomendamos acudir a tu taller de confianza para revisar los frenos y evitar así posibles riesgos en la conducción:

¡RESERVA YA!

 
¿Te ha gustado este artículo? Si quieres más información como esta, no olvides registrarte para recibir todas las novedades:

REGÍSTRATE