Atrás

Revisión de la ITV: ¿qué debemos arreglar antes en el taller?

ene 04,2017
1066 Vistas
0 Comentarios
Tanto si ya has pasado la Inspección Técnica de Vehículos (ITV) en alguna ocasión, como si estás a punto de intentarlo por primera vez, sabrás lo que son los nervios de pensar que pueden echar tu coche para atrás. ¿Haber pagado para nada? ¿Tener que volver otro día? ¿No poder circular hasta que no esté arreglado? Sólo con pensar en tener que pasar por todo esto, el temor a la ITV es más que razonable.

Por eso, será conveniente que revises algunas cosas en tu taller antes si quieres ahorrar tiempo y dinero. Anteriormente, ya te contamos cuáles son las averías más comunes, pero también te interesará tener a mano esta lista con los aspectos cruciales para el visto bueno o no de los inspectores:

- ILUMINACIÓN.  Asegúrate de que las luces de posición, carretera, intermitentes y warnings, las que iluminan la matrícula y antiniebla funcionen perfectamente. En la ITV tendrán en cuenta el estado de todas y cada una de las bombillas.

- CARROCERÍA Y ACONDICIONAMIENTO EXTERIOR. Una abolladura puede permitirte pasar la ITV, siempre y cuando no afecte a ninguno de los campos de visión. Es muy importante que todos los retrovisores estén en perfecto estado y no pases por alto el estado de las placas de las matrículas, en ocasiones no nos percatamos de que no están fijadas y esto es motivo de sanción en la revisión.

- NIVELES DE LÍQUIDOS. Todos los líquidos deben estar en el nivel correcto: aceite, líquido refrigerante, líquido de frenos y líquido limpiaparabrisas. Pide que se revise en tu taller y, en caso de que no alcance un punto normal, rellénalos. Tu mecánico de confianza también se asegurará de que los conductos no están obstruidos.

- SUSPENSIONES, RÓTULAS Y EJES.  En la ITV revisarán el estado de los cojinetes, las rótulas, los amortiguadores y el paralelo de los ejes, así que no estará de más que tu coche se suba al elevador del taller para probar que todo está a punto.

- NEUMÁTICOS. La presión de los neumáticos debe ser correcta cuando llegues a la ITV y, obviamente, no te darán el visto bueno si están vulcanizados. No te la juegues y, si tienen más de cinco años, cámbialos. La profundidad del dibujo debe ser superior a 1,6mm. 

- FRENOS. El estado del sistema de frenado será crucial para pasar la ITV, así que pide en tu taller que se revise al completo. Las pastillas y discos de freno deben tener margen de maniobra; de no ser así, el frenómetro de la inspección te delatará. 

Recuerda que la revisión de la ITV no es ningún juego de azar. Acude a tu taller más cercano para que tu coche llegue completamente sano y no te arrepientas.

¿Quieres recibir más consejos como estos? ¡Síguenos!
 
 
  REGÍSTRATE