Atrás

¿Sabes cuánto tarda en cargar un coche eléctrico?

dic 11,2019
137 Vistas
0 Comentarios

Además de la autonomía de los vehículos eléctricos, existen otras dudas alrededor de este tema. ¿Cuánto tarda en cargar un coche eléctrico? ¿Cuál es el modo más rápido de carga? ¿Qué potencia utiliza cada tipo de recarga? Pues bien, te lo contamos a continuación, para que no te quedes con ninguna duda. 

Tipos de carga de un vehículo eléctrico

Para conectar un vehículo eléctrico a la red de recarga, podemos utilizar distintos tipos de enchufes. Los conectores se adaptan a los tipos y modos de recarga. Todos estos conceptos suelen causar cierta confusión, por eso, queremos aclarar cuáles son los tipos de recarga de un vehículo eléctrico. 

Carga lenta

Este tipo de carga suele ser el más usado en el ámbito doméstico. Este sistema utiliza una toma SAVE (Sistema de Alimentación del Vehículo Eléctrico) el cual permite que carguemos el coche en una media de 8 horas. Esto se consigue gracias a una intensidad de 16 amperios (A) y un toma monofásica de 230V. Así, el vehículo demanda 3,7W. 

 

¿No cuentas con una toma SAVE? Puedes recargar tu vehículo eléctrico con una toma Schuko. Esta es una toma similar a la que utilizan los distintos electrodomésticos, con la diferencia de que incorporan una caja de control que limita la intensidad a 10 amperios (A). Esto resulta esencial para evitar que se sobrecaliente el circuito eléctrico. El inconveniente es que, de esta manera, el tiempo de carga puede llegar a las 12 horas. Suele ser el sistema más utilizado para la recarga de patinetes eléctricos, motos o bicis eléctricas. 

Carga semi-rápida

La carga semi-rápida requiere de una toma SAVE, que puede funcionar con una corriente alterna monofásica o trifásica. En el caso de la primera, permite la carga completa del vehículo en unas cuatro horas aproximadamente, con una corriente a 230V y 32A. 

Por su parte, la corriente trifásica permite una carga de tres horas con una intensidad de 16A a 400V. Si la corriente es de 32A, podríamos cargar nuestro vehículo eléctrico en una hora y media, aproximadamente. ¿El inconveniente? Instalar una corriente trifásica supone una mayor inversión. 

Es común ver este tipo de carga en lugares como parkings, oficinas o supermercados, por ejemplo. 

Carga rápida

Este sistema de carga requiere una instalación bastante compleja, puesto que utiliza una corriente continua de hasta 600V y 400A, llegando a los 240kW de potencia. Dependiendo de la capacidad de la batería del vehículo, esto supone un tiempo de carga de entre 5 y 30 minutos. Sin embargo, por ahora solo encontraremos este tipo de sistemas en estaciones de servicio (las llamadas “electrolineras”). 

Carga súper-rápida

Este sistema permite una recarga con el doble de potencia que la carga rápida. Es decir, hablamos de recarga super rápida a partir de 50kWh. Lo encontraremos en estaciones de uso público, ya que su instalación y el coste son bastante elevados. Además, su uso habitual puede dañar y deteriorar la batería de nuestro vehículo eléctrico. Utiliza una potencia de entre 90 y 120 kW. Es un sistema utilizado por Tesla Motors, y permite la recarga en apenas 20 minutos. 

 

También podemos comenzar a hablar de la recarga ultra-rápida, aunque aún está en fase experimental. La potencia supera los 130 kW, lo que implica una recarga en menos de 10 minutos aproximadamente. Sin embargo, las baterías de litio no soportan tal temperatura, ya que deterioran su vida útil.  

 

¿Qué nos deparará el futuro con respecto al tiempo de carga de los vehículos eléctricos? Por ahora, mientras siguen las fases experimentales de la carga ultra-rápida, podemos asegurarnos de que contamos con los coches eléctricos con más autonomía del mercado. ¡Nos ahorrará la preocupación de tener que cargarlo cada poco tiempo!

 

Asegúrate de que tu coche está en perfecto estado acudiendo a nuestros talleres de confianza. 

¡RESERVA YA!
 

¿Te ha gustado este artículo? Si quieres más información como esta, no olvides registrarte para recibir todas las novedades:

REGÍSTRATE